1,3 millones de bombillas LED iluminan el Carnaval de Santa Cruz

Todos los adornos van equipados con esta tecnología, que fomenta el ahorro en el consumo eléctrico y lo reduce hasta 10.000 euros durante toda la fiesta

Más de 1,3 millones de bombillas LED dan brillo y color a la iluminación de Carnaval. Foto: Cedida.
Más de 1,3 millones de bombillas LED dan brillo y color a la iluminación de Carnaval. Foto: Cedida.

Las principales calles de Santa Cruz de Tenerife relucen en brillo y color durante el Carnaval mediante la instalación de más de 1,3 millones de bombillas LED. La iluminación festiva entró en funcionamiento ayer miércoles y está compuesta por 168 elementos transversales, con un total de 550 elementos decorativos. Además, el Ayuntamiento ha dispuesto 190 elementos en columna, 28.000 metros de guirnaldas luminosas y 150 elementos de otro tipo.

El cuarto teniente de alcalde y concejal de Servicios Públicos, Dámaso Arteaga, destaca que “se han incrementado los elementos decorativos respecto a 2016, sustituyendo ahora los motivos navideños por otros más carnavaleros y, además, contando casi con 2.000 metros más de guirnaldas que el año pasado. A los tradicionales antifaces o caretas, se añaden en 2017 una serie de emoticonos de colores que pueden encontrarse, principalmente, en la calle del Castillo”.

“Queremos que Santa Cruz reluzca de manera especial en estas fechas para vecinos y visitantes. El hecho de usar tecnología LED en todas las instalaciones conlleva también un importante ahorro, ya que la potencia contratada no supera los 148.000 vatios por lo que, a su vez, los gastos en consumo eléctrico de estos elementos decorativos durante todo el Carnaval rondarán los 10.000 euros. Tampoco suponen una inversión extra, ya que se encontraban incluidos en el presupuesto del montaje de la iluminación navideña”, precisa el edil.

Más de 1,3 millones de bombillas LED dan brillo y color a la iluminación de Carnaval. Foto: Cedida.
Más de 1,3 millones de bombillas LED dan brillo y color a la iluminación de Carnaval. Foto: Cedida.

Los elementos elegidos para esta fiesta se adaptan a la fisonomía de cada calle y plaza. Destacan los espacios decorativos exclusivos instalados en el cuadrilátero del Carnaval y la zona de gran afluencia turística, en lugares como la plaza de Candelaria, calles Bethencourt Alfonso, Valentín Sanz, Pilar, Callejón del Combate, Teobaldo Power y Méndez Núñez.

Del mismo modo, se ha reducido la instalación de elementos transversales en aquellas calles por las que tienen lugar las cabalgatas y desfiles, con el fin de facilitar el paso de las distintas carrozas y coches engalanados que participan en ellas. En otras calles de la zona centro, como Viera y Clavijo o Pérez Galdós las guirnaldas, a diferencia de otros años, se instalan ahora en los propios árboles.

Las zonas en las que puede contemplarse esta decoración especial abarca las calles del Castillo, Pilar, Villalba Hervás, Valentín Sanz, La Rosa, Suárez Guerra, Callao de Lima, Jesús Nazareno, Callejón del Combate, Teobaldo Power, San Lucas, Sabino Berthelot, Imeldo Serís, Cruz Verde, Juan Padrón, La Noria, Robaina, San Clemente, Méndez Núñez, La Salle, Ramón y Cajal, Angel Guimerá, La Luna, Pí y Margall, Alfaro, Pasaje Sitjá, Pérez Galdós, Viera y Clavijo, Valentín Sanz, rambla de Pulido, José Hernández Afonso, Puerto Escondido, General Gutiérrez, Clavel, avenida Francisco La Roche, plazas del Príncipe, Candelaria, Weyler, Bulevar, Ireneo González, San Francisco y del Chicharro, así como los puentes Serrador y Galcerán.

El presupuesto global de estos elementos decorativos asciende a 200.000 euros, en los que se incluyen los ya utilizados durante la campaña de Navidad. Parte de la instalación se legalizará como una ampliación provisional del alumbrado público, contando cada motivo con protección automática y diferencial para no afectar a la instalación del alumbrado municipal.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.