KXIP vs KKR Live Score

Lo que parecía un juego estúpido terminó siendo la peor de las pesadillas, Sam perdió, cumplió y se comió el bicho pero luego sufrió una grave infección que lo dejó tetrapléjico.

La ingesta del animal no representaba peligro, de no ser porque el animal estaba infectado con angiostrongylus cantonensis, un parásito y que se encuentra en las heces de las ratas, que los caracoles llegan a consumir y que provoca meningoencefalitis eosinofílica en el hombre.

La enfermedad le hizo quedar en coma durante 420 días, y cuando despertó descubrió que había quedado tetrapléjico, según la prensa australiana.

Tragedia en Australia. Un chico de 19 años no imaginó que cumplir un desafío lo dejaría tetrapléjico para siempre.

Putin confiesa en qué le mintió a Melania Trump
A una pregunta en broma del entrevistador de si él estaba tratando de reclutar a las mujeres , el veterano de la KGB dijo.

Nunca pensó que su vida cambiaría tanto y que años más tarde su madre, Katie Ballard, estaría luchando para conseguir recursos para poder seguir con su tratamiento médico.

Desde entones Sam sufre convulsiones constantes y su temperatura corporal cambia dramáticamente varias veces al día. Además, tiene que ser alimentado por un tubo. La familia de Sam lo ha acompañado a terapia, con la esperanza de que se recupere, a sus actuales 27 años. "Es enorme. El impacto es enorme", declaró su madre a fines de 2013.

Sus amigos recaudaron dinero para que tuviera la atención que precisa las 24 horas al día, los siete días a la semana, y en 2016 le aceptaron un subsidio por discapacidad.

Según el siglo de Torreón la familia enfrenta al Gobierno de Australia para que no le recorten la ayuda.


COMMENTS