KXIP vs KKR Live Score

Un vocero de United abordó el incidente en una declaración al portal The Points Guy: "Fue un trágico accidente que nunca debió haber ocurrido, ya que las mascotas nunca deben colocarse en el compartimento superior".

Por otro lado, es importante recalcar que la política para llevar mascotas a bordo, según lo establece el mismo sitio web de esta aerolínea, menciona que: "Una mascota que viaja en cabina debe ser transportada en una jaula de lados duros aprobada, que entre debajo del asiento frente al cliente y permanezca allí en todo momento".

La mujer llevaba al pequeño Papito dentro de su transportín y quería que viajara a sus pies para que estuviera en contacto con ella.

"Mi esposa repetidamente le pidió que le dejara tener al perro debajo de sus piernas", dijo el esposo de Catalina. Al parecer, la azafata insistió en trasladar al animal, asegurando que estaría bien.

Impacta fotografía de perro con cara de humano
No dio más información sobre la mascota y se limitó a escribir: " Parece que tiene cara de hombre ". Bob es un perro curioso por una particular razón, parece que tiene cara humana .

United es la compañía aérea que más muertes registró en sus aviones con un total de 18 animales muertos y 13 heridos.

Pese a que la dueña de la mascota se negó en varias oportunidades, la tripulante del avión finalmente la obligó a dejar al perro encerrado en el compartimento superior a los asientos, según relató una de los testigos en Twitter.

A la familia del perro se le ordenó meter al perro en el depósito de equipajes que estaba sobre sus cabezas.Foto: Infobae. No hubo movimiento cuando su familia lo llamó por su nombre.

"Le dijo que era un peligro en donde estaba, que en una emergencia alguien podría tropezar", recuerda Gremminger. También la azafata se mostró sorprendida. Asumimos plena responsabilidad por esta tragedia, expresamos nuestras más profundas condolencias a la familia y nos comprometemos a apoyarlas. Y un miembro de la tripulación le solicitó que colocara al perro en el compartimento para los bolsos y equipaje de mano, según el testimonio en el New York Times de Maggie Gremminger, de 30 años, que viajaba sentada detrás de ella.


COMMENTS