KXIP vs KKR Live Score

Entre los testimonios recogidos por las autoridades, están el de Aleida Quartman, de 23 años, compañera de trabajo de Rogers, quien dijo que mimaba mucho a sus hijos y que la casa estaba desordenada porque las mascotas jugaban con los niños.

Ina Rogers, la madre, también negó todo y defendió a su marido.

La Fiscalía asegura que los niños, hallados en la sala de la casa regada de "inmundicia", basura y heces, fueron sometidos a la tortura, ahogamiento simulado, entre otros castigos. Fue entonces cuando descubrió las condiciones de "miseria e inseguridad" en la que vivían los niños, el menor de ellos de sólo cuatro meses. Los adjetivos pueden quedar cortos ante las imágenes que muestranheces acumuladas y un caos asombroso.

Además de los excrementos (humano y animal), orina, basura acumulada, comida podrida y hasta escombros en el suelo, la policía indicó que los niños también sufrieron abuso físico y emocional.

Descalabran a vocalista de Los Tucanes de Tijuana en pleno concierto
Sorprendido por lo ocurrido, Mario Quintero no pudo evitar tocarse la cabeza y observar su mano llena de sangre. Compañeros del gremio musical, se solidarizaron con Mario Quintero .

En entrevistas con los investigadores, los niños describieron situaciones de abuso extremo, según explicó ante la prensa el teniente del departamento de policía Greg Hurlbut. La mayoría de los niños, quienes no superan los 12 años de edad, presentaban lesiones como quemaduras y moretones, además de cicatrices de impactos de perdigones. Actualmente permanecen en custodia de otros familiares.

El hombre, al que se le impuso una fianza de 5,2 millones de dólares, se declaró el martes no culpable de al menos siete cargos graves de tortura en contra de niños y nueve cargos de abuso infantil y poner en riesgo la vida de los menores.

Por otro lado, el padre fue arrestado el viernes y se le asignaron nueve cargos por tortura y seis por abuso de menores.

Fairfield es una tranquila localidad que se ha visto sacudida por el caso de abuso infantil cometido sobre 10 menores de una misma familia. "Hemos acusado a alguien de torturar a sus propios hijos, si eso te dice algo", añadió Hurlbut. Al ver las condiciones insalubres dentro el hogar, decidieron poner a todos los niños en hogares temporales. Ina Rogers, de 30, fue detenida el pasado mes ante la sospecha de negligencia en el cuidado, pero fue liberada tras el pago de una fianza de 10,000 dólares. Según argumentó, la pareja quería una familia grande y el caos del lugar fue causado por la intervención policial.


COMMENTS