KXIP vs KKR Live Score

El gigante alemán de productos farmacéuticos Bayer completó hoy con éxito el proceso de adquisición de Monsanto Company, el grupo estadounidense dedicado a la producción de semillas y fertilizantes cuyas acciones dejan de cotizar en la Bolsa de Valores de Nueva York.

Bayer es el único propietario de Monsanto, cuyos accionistas van a recibir 128 dólares (unos 108 euros) por cada uno de sus títulos.

La operación de compra fue por 63 mil millones de dólares (unos 50 mil millones de euros) y se convirtió en la adquisición extranjera más grande jamás realizada por una empresa alemana.

Como condición impuesta por el Ministerio de Justicia estadounidense para autorizar la operación, Monsanto estará sujeta a una obligación de gestión independiente del negocio hasta que Bayer complete la venta de activos a BASF.

De acuerdo con la información proporcionada, Liam Condon, miembro del Consejo de Dirección de Bayer, dirigirá la División Crop Science unificada cuando comience la integración.

Kenji Fujimori a su hermana: "Felicitaciones, aquí tienes mi cabeza"
Ramírez acotó, por su parte, que la decisión de hoy fue "un abuso y un golpe parlamentario que ha dado Fuerza Popular ". El legislador peruano Kenji Fujimori durante la sesión en el pleno del Congreso en Lima.

Y Bayer, que insistió durante tiempo para convencer a Monsanto antes de lograr su visto bueno en septiembre de 2016, quiere aprovechar las enormes oportunidades generadas por la necesidad de producir más en superficies limitadas. Para el consejero delegado de Bayer, Werner Baumann: "Alimentar a una creciente población mundial es un desafío a largo plazo al que queremos contribuir".

"Los tres nuevos conglomerados", DowDupont, ChemChina-Syngenta y Bayer "controlarán más del 60% del mercado de las semillas y la agroquímica", "suministrarán casi todos los OGM (organismos genéticamente modificados)" y "tendrán la mayoría de las patentes sobre las plantas", señalaba el año pasado la Fundación Heinrich Böll, cercana a los ecologistas alemanes.

El directorio de Bayer pretendió maquillar el problema suprimiendo la marca "Monsanto" pero mantendrálas marcas pertenecientes a Monsanto, como Dekalb (semillas de maíz y colza), De Ruiter (semillas hortícolas) o Round Up, un controvertido herbicida acusado de ser altamente tóxico y nocivo para la salud. El eurodiputado francés Eric Andrieu de la Alianza Progresista señaló que "el modelo de desarrollo que encarna el futuro grupo está en las antípodas de la transición (.) hacia un modelo sostenible y respetuoso del medio ambiente".

Bayer a través de su presidente Werner Baumann promete transparencia: "Cumpliremos con nuestra responsabilidad hacia los agricultores, los consumidores y el medioambiente".


COMMENTS