El Sumo Pontífice recibió a principios de mayo en el Vaticano a tres víctimas del padre Karadima, reconocido culpable en 2011 por un tribunal de la Santa Sede de haber cometido actos de pedofilia en los años 1980 y 1990.

En reemplazo de Barros, acusado de encubrimiento en un polémico caso, el Papa designó a Jorge Concha, quien se desempeñaba como obispo auxiliar de Santiago de Chile.

Barros confirmó en el comunicado haber renunciado a su cargo en anteriores ocasiones, las cuales fueron rechazadas por Francisco.

Los obispos chilenos fueron acusados por el mismo pontífice, en un documento confidencial de 10 páginas filtrado a la prensa chilena a mediados de mayo, de ser colectivamente responsables de "graves defectos" en el manejo de los casos de abusos y de la consiguiente pérdida de credibilidad de la Iglesia católica. Al aceptar la renuncia de Barros el lunes, Francisco facilitará la tarea.

"Nuestras vidas están en las manos de Dios, que conoce nuestras conciencias y las acciones de cada uno en este complejo tiempo que nos tocó vivir", manifestó Barros.

Claudia López y Antanas Mockus anuncian su voto por Gustavo Petro
En la última encuesta presidencial, publicada este viernes por Cifras & Conceptos, la intención de voto de los colombianos por el candidato Iván Duque es de 45,3 por ciento, por el candidato Gustavo Petro es de 36,4 por ciento mientras que la intención por el voto en blanco es de 18,3 por ciento.

Francisco ha prometido a los católicos chilenos marcados por una cultura de escándalos sexuales del clero que la Iglesia no los ignoraría "nunca más" ni ocultaría el abuso en su país, y señaló en una carta enviada el mes pasado que la renovación de la jerarquía eclesial no era suficiente y debía ir más allá de medidas de contención.

Asimismo, Francisco aceptó las renuncias de otros dos obispos: el de Puerto Montt, monseñor, Cristian Caro Cordero, y el de Valparaíso, monseñor Gonzalo Duarte García de Cortázar, en el marco de la causa por pedofilia. "Con espíritu de fe veo en sus decisiones los caminos de Dios, su Divina Providencia nos va conduciendo para nuestro mayor bien", expresó.

A la Diócesis de Osorno le deseo lo mejor en su peregrinación hacia la plenitud cristiana. Agradezco a muchas personas y comunidades que han rezado y también ofrecido sus dolores conmigo en este tiempo, en la esperanza de 'que Dios dispone todas las cosas para bien de los que lo aman. "A los más pobres y quienes más sufren les envío un especial abrazo, pidiéndoles que no dejen de orar por mí".

Renuevo mi confianza en el amparo y guía de nuestra Santísima Madre la Virgen María, pidiéndole especialmente que algún día llegue a resplandecer toda la verdad.


COMMENTS