KXIP vs KKR Live Score

El presidente Donald Trump aseguró este lunes que Estados Unidos no se convertirá en un "campo de inmigrantes".

La esposa del ex mandatario comparó a las imágenes de los niños inmigrantes con "una evocación siniestra de los campamentos de internamiento estadounidenses para japoneses en la Segunda Guerra Mundial, que actualmente están considerados uno de los episodios más vergonzosos de la historia de Estados Unidos".

La controversia es de tal magnitud que Trump se refirió al tema durante una ceremonia en la Casa Blanca dedicada al programa espacial estadounidense.

En entrevista con el medio CBS News, menores inmigrantes señalaron que sufrieron de hostigamientos y pasaron hambre tras ser detenidos por los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos. "No bajo mi mando".

"Gran error cometido en toda Europa al permitir la entrada de millones de personas que han cambiado su cultura de forma tan fuerte y violenta", tuiteó Trump.

Frente a las críticas, la secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Kirstjen Nielsen, afirmó que su gobierno no pedirá 'disculpas' por la separación de menores e insitió que 'las acciones ilegales tienen consecuencias', reporta Efe.

"No se confundan: nuestra frontera está en crisis".

Sessions aseguró que el gobierno no desea continuar con la odiosa política de separar niños de sus familiares, pero también coincidió en la falta de opción.

ABORTO: Tres diputados cambiaron su voto a último momento
Entre los senadores que aún no se manifestaron sobre el aborto se encuentran Omar Perotti (PJ-Santa Fe), Ángel Rozas (Cambiemos-Chaco) y Laura Rodríguez Machado (Cambiemos-Córdoba).

"No queremos separar niños de sus padres (.) Y No queremos traer niños a este país de forma clandestina, poniéndolos en riesgo", alegó.

Cuando se le preguntó si el presidente estaba dispuesto a poner fin a la política, ella dijo: "El presidente está listo para lograr una reforma migratoria significativa en todos los ámbitos".

Varios grupos de legisladores recorrieron una instalación en Brownsville, Texas, en la que se encuentran cientos de menores migrantes. "Son jaulas", dijo el legislador Mark Pocan, sin poder disimular su indignación.

La medida de separación de niños y familias ya provocó airadas reacciones también en el ámbito de la ONU. El gobernador de Massachusetts, el republicano Charlie Baker, canceló el envío de un helicóptero de la Guardia Nacional a la frontera con México y dijo que su decisión se debía a la política "cruel e inhumana" del gobierno.

"Si los demócratas deciden sentarse en vez de obstaculizar, podríamos hacer algo muy rápidamente, algo bueno para los niños, para el país, y para el mundo".

Unicef denunció hoy la práctica estadounidense de separar niños inmigrantes de sus padres en la frontera con México y recordó que bajo cualquier circunstancia los menores de edad deben estar siempre junto a sus familias. "Como regla general, el Secretario General cree que refugiados y emigrantes deben ser tratados con respeto y dignidad", afirmó el vocero de Guterres, Stephane Dujarric.

El comunicado no hizo referencia explícita a la política estadounidense, aunque abordó la necesidad de "insistir en la importancia del ser humano en cada acto político. reafirmando la intangibilidad de los derechos humanos y la dignidad de cada ser humano en el mundo".

Naciones Unidas no ha tardado en criticar la postura de Donald Trump. Dijo que "odia" ver a las familias separadas y que se debe gobernar con "el corazón".


COMMENTS