KXIP vs KKR Live Score

Los rescatistas instalaron además una línea telefónica, señaló el gobernador, de modo de que los padres, que llevan días en una vigilia delante de la cueva, puedan hablar con sus hijos. "La siguiente misión es sacarlos de la cueva y enviarlos a casa", indicó el gobernador regional, Narongsak Osottanakorn. Ahora estamos planificando cómo enviar enfermeras y médicos al interior de la cueva para verificar su salud y movimiento. Canales de televisión transmitieron en directo y los compañeros de clase de los niños atrapados en esta cueva inundada rogaban "por buenas noticias" en el patio de la escuela de Mae Sai Prasitsart, al norte de Tailandia, donde asisten seis de los 12 menores que eran buscados.

"Yo rezo todas las noches para que estas 13 vidas sean rescatadas" pronto, agregó Jakkrit Muenghong, uno de los profesores de Prajak.

Nopparat Kantawong, el entrenador principal del club de fútbol de los niños, afirmó estar convencido de que el hecho de que los niños practicaran un deporte de equipo jugó un papel esencial en su supervivencia.

Las autoridades planean suplir a los niños y su entrenador con provisiones de comida para cuatro meses, informó el capitán. Les traeremos comida y un médico que puede bucear.

Una fuerza conjunta de alrededor de 1,000 militares, la marina, los trabajadores administrativos locales y los voluntarios colaboraron en la búsqueda.

El grupo se encuentra atrapado en una roca elevada a 4 cuatro kilómetros de la entrada de la cueva y rodeados recovecos tapados por el agua, a través de los cuales por el momento sólo buzos entrenados han podido pasar.

Murió Joe Jackson, el padre de Michael Jackson
En una entrevista con Oprah Winfrey , Michael Jackson habló por primera vez del estricto comportamiento de su padre . Luego también llevaria la carrera de Michael Jackson así como las de sus hijas La Toya , Rebbie y Janet .

Tres buceadores británicos -Robert Harper, Richard Stanton y John Volanthen- llegaron a Tailandia el pasado miércoles para ayudar a los equipos de rescate.

La búsqueda de los doce menores y su entrenador desaparecidos en una cueva de Tailandia tiene final feliz.

Mientras se afanan por achicar agua de las grutas antes de que vuelvan las lluvias, los expertos buscan la mejor solución, que pasaría por esperar a que la naturaleza siga su curso y las aguas bajen o enseñarles a bucear entre aguas revueltas y serpenteantes.

El lunes, miembros de la tribu Lisu se reunieron cerca de la cueva para sacrificar pollos y cerdos, una ofrenda a los espíritus del río y de la selva para implorarles que permita el regreso de los niños sanos y salvo.

Por razones desconocidas, los niños y su entrenador se aventuraron más adentro de la red de la cueva, más allá de las señales que advierten a las personas que no entren durante la temporada de lluvias, que generalmente comienza en julio.


COMMENTS