KXIP vs KKR Live Score

A finales de una reunión en la Casa Blanca sobre posibles sanciones contra Venezuela en agosto del año pasado, el presidente estadounidense Donald Trump sugirió invadir militarmente a Venezuela, "por cuestiones de seguridad nacional".

Lo anterior fue relatado por un alto cargo del gobierno que habló bajo condición de anonimato y quien estaba familiarizado con lo que se dijo.

Tillerson, McMaster y sus compañeros descartaron la idea inmediatamente, además de advertir al presidente Trump sobre los numerosos potenciales peligros de una invasión militar, particularmente el riesgo de perder el apoyo de sus aliados regionales en su acción colectiva contra el régimen de Nicolás Maduro.

La idea de la opción militar seguiría rondando por la cabeza del presidente a pesar de los intentos de sus asesores de aplastarla, y volvería a plantearla en dos ocasiones más con líderes latinoamericanos.

Al día siguiente, el 11 de agosto, Trump alarmó a amigos y enemigos por igual con palabras acerca de una "opción militar" para derrocar a Maduro.

Trump planteó también el tema en una reunión con el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, dos altos funcionarios del mismo país y, por último, con el funcionario de EE.UU. que ahora ha sacado a la luz estos hechos a condición de permanecer en el anonimato.

Facebook desbloquea por error contactos bloqueados de 800 mil usuarios
Las personas afectadas recibirán una notificación en Facebook en la que se les aconsejará consultar su lista de bloqueados. Este escándalo forzó a Zuckerberg a comparecer ante el Congreso de EE UU y la Eurocámara para dar explicaciones .

Durante el gobierno de Trump, otros países como las naciones que conforman la Unión Europea y Canadá han impuesto sanciones a docenas de importantes funcionarios venezolanos, incluido el propio Maduro, por denuncias de corrupción, tráfico de drogas y abusos contra los derechos humanos.

Para Maduro, que durante tanto tiempo ha declarado que EE.UU. tiene planes militares sobre Venezuela y sus enormes reservas de petróleo, la conversación belicosa de Trump le dio al líder impopular un impulso inmediato, aunque de corta vida, mientras intentaba escapar de la responsabilidad por la escasez de alimentos y la hiperinflación generalizadas. "A continuación, preguntó a cada presidente si estaba seguro de que no quería una solución militar", dice el informe.

"Tomaremos la Casa Blanca", aseguró el hijo del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, en la asamblea constituyente apilada por el gobierno. La alianza aduanera Mercosur, que incluye a Brasil y Argentina, dijo en un comunicado que "los únicos instrumentos aceptables para la promoción de la democracia son el diálogo y la diplomacia", y que repudiaba cualquier opción que implicara el uso de la fuerza.

Así considera Mark Feierstein, quien supervisó América Latina en el Consejo de Seguridad Nacional durante la administración Obama, y que está seguro de que la gente ignora mucho de lo que Trump dice.

"¿Conviene a los EEUU alborotar a toda la región? ¿Les conviene llevar adelante esta aventura militar en lo que siempre ha denominado el 'patio trasero', donde no podría tener control sobre las consecuencias que esto generaría, y sobre todo cuando ya algunos espacios geopolíticos empiezan a cambiar de forma adversa para ellos?", preguntó. "La preocupación es que generó expectativas entre los venezolanos, muchos de los cuales están esperando que un actor externo los salve".


COMMENTS