KXIP vs KKR Live Score

El rechazo a la visita de Pompeo, considerada el segundo gran paso de las conversaciones tras la cumbre del 12 de junio en Singapur entre el presidente de EEUU, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, ha llegado por partida doble: primero, a través de una fuente anónima del Ministerio de Exteriores recogida por la agencia norcoreana KCNA, y después a través de comentarios atribuidos por la agencia de noticias surcoreana Yonhap al portavoz del Ministerio, Yi Sung Lim.

El viernes, Kim Yong Chol saludó a Pompeo a su llegada a Pyongyang y abrió el diálogo, destacando que se trataba de la tercera visita a Corea del Norte del responsable estadounidense.

Pyongyang calificó el resultado de las recientes conversaciones de "preocupante" y dijo que no han servido para fortalecer la confianza entre ambas partes, sino para "encarar una fase peligrosa en la que nuestra voluntad de desnuclearización podría tambalearse".

El secretario de Estado de Estados Unidos mostró su deseo de continuar las conversaciones y reiteró el compromiso del presidente estadounidense, Donald Trump, "con un futuro mejor para Corea del Norte" al inicio de su reunión con Kim, que se prolongó seis horas, informaron los medios estadounidenses que viajan con él. "Son asuntos complicados, pero hemos logrado avances en casi todos los asuntos centrales".

Allí ha abordado el tema durante más de ocho horas en dos días con Kim Yong Chol, el brazo derecho de Kim. El periódico surcoreano Chosun Ilbo dijo que Trump incluso había planteado el tema del epíteto en su reunión en Singapur. "Están igual de comprometidos".

Piqué perdió una fortuna y cerró su empresa de videojuegos
El primero tuvo un éxito considerable y llegó a contar con usuarios registrados en los cinco continentes. Pero en ese tiempo apenas lanzó tres juegos y para celulares: Golden League, Trivia League y Stop Goal .

Se desconoce si Pompeo será recibido el sábado por el líder norcoreano.

El secretario de Estado explicó que se ha acordado celebrar un encuentro alrededor del 12 de julio en la frontera entre las dos Coreas de un equipo del Pentágono y otro de militares norcoreanos para hablar de la repatriación de los restos de soldados estadounidenses muertos en la guerra de Corea (1950-53). En la antesala del viaje, habían aflorado informaciones sobre el temor de los servicios de inteligencia estadounidenses de que Pyongyang trate de engañar a Washington, como ya hizo en negociaciones pasadas, y oculte parte de su arsenal nuclear, con el que el año pasado amenazaba con atacar a la primera potencia mundial.

Además, señaló que avanzaron en algunos acuerdos sobre "las modalidades" para la destrucción de una instalación de misiles en Corea del Norte.

La evaluación norcoreana fue mucho más negativa.


COMMENTS