KXIP vs KKR Live Score

Lluvias torrenciales desataron inundaciones y aludes la semana pasada en el oeste de Japón, llevando muerte y destrucción en particular a poblaciones construidas hace décadas cerca de laderas empinadas.

Decenas de miles de socorristas y voluntarios escarban entre los escombros en busca de decenas de personas que aún seguían desaparecidas.

"La catástrofe es enorme y trabajamos duro para salvar el mayor número de vidas posible, pero será costosa". "Es una situación anormal frente a un peligro inminente", insistió un responsable de la agencia meteorológica, Yasushi Kajiwara, en una rueda de prensa.

En Hiroshima y Ehime es donde más están sufriendo las consecuencias de estas inundaciones históricas y han quedado arrasadas miles de viviendas.

El Gobierno confirmó hoy que las víctimas mortales superan ya el centenar, mientras que el primer ministro, Shinzo Abe, ha cancelado su gira a Europa y Oriente Medio prevista para esta semana con vistas a coordinar personalmente las tareas de asistencia a las víctimas y a visitar las zonas afectadas, dijo su portavoz. En esas circunstancias, es necesaria "una gran vigilancia" por el riesgo de insolación y golpes de calor, así como por la posibilidad de que se produzcan nuevos corrimientos de tierra, insistió el vocero.

Los heridos en Amesbury estuvieron expuestos al agente nervioso Novichok
Según las autoridades, fueron envenenados con la sustancia Novichok , que en su época se fabricaba en la Unión Soviética . La primera ministra británica, Theresa May , reaccionó inmediatamente a este anuncio.

De hecho, hasta cinco millones de personas recibieron órdenes de evacuación, pero la consigna no era obligatoria y en algunas ocasiones, cuando el agua subía muy deprisa, podía resultar más arriesgado intentar salir que refugiarse en una azotea.

Sin embargo, no todos pudieron regresar a sus casas.

Al menos 4 millones de personas han sido notificadas para evacuar.

"Los 75.000 policías, bomberos, soldados de las Fuerzas de Autodefensa (nombre por el que se conoce al ejército japonés) y guardacostas hacen cuanto pueden" para ayudar a los afectados, destacó Suga.

Los fabricantes de autos Mazda y Daihatsu decidieron suspender la producción en los establecimientos de las prefecturas de Kioto, Hiroshima y Yamaguchi, por las dificultades en los abastecimientos.


COMMENTS