KXIP vs KKR Live Score

Trump nominó el lunes a Kavanaugh para cubrir la vacante del Supremo, abierta tras el anuncio de jubilación del magistrado más centrista del tribunal, el también conservador Anthony Kennedy.

Hace una semana y media, el juez Kennedy anunció su decisión de jubilarse como uno de los nueve magistrados de la Corte Suprema de Justicia y, desde entonces a la fecha, Trump se concentró en entrevistar a varios de sus candidatos para ocupar uno de los puestos más importantes de los tres poderes del gobierno de Estados Unidos.

Éste es el segundo juez nominado para el Supremo por Trump, y al igual que Neil Gorsuch, el magistrado que eligió el año pasado, el presidente seleccionó a su candidato de una lista de 25 juristas que cuentan con el visto bueno de la derecha cristiana y supuestamente se oponen al aborto y defienden el derecho a portar armas.

La nominación de Trump a Kavanaugh también fue aplaudida por el reverendo Franklin Graham, un prominente líder de conservadores religiosos que durante mucho tiempo ha buscado la derogación de Roe versus Wade, la decisión histórica de 1973 que estableció el derecho de la mujer al aborto.

Tras la introducción de Trump, Kavanaugh subió al escenario con sus dos hijas y su esposa, quienes lo acompañaron durante su discurso de nominación.

Kavanaugh tiene fuertes antecedentes republicanos: en 1990 se unió al equipo del fiscal independiente Kenneth Starr y ayudó a escribir el reporte que sirvió como base para el juicio político del presidente Bill Clinton.

Su número dos, el senador Dick Durbin, consideró que la potencial llegada de Kavanaugh al Supremo lo convertiría en un tribunal de "ultraderecha", con el subsiguiente riesgo de que "los peores impulsos de la Presidencia de Trump no tengan control".

Francia y Bélgica, una cita con la historia — PREVIA
Bélgica , unos octavos de sufrimiento y remontada épica ante la sorprendente Japón y una lección táctica en los cuartos a Brasil . La posesión volvía a ser de la generación dorada del fútbol belga, que veía cómo su gran momento se les escapaba entre los dedos.

Kavanaugh participó en los esfuerzos de Bush para detener el recuento de los votos en Florida en la disputada elección presidencial entre Bush y Al Gore en el 2000.

Graduado de la Facultad de Leyes de la Universidad de Yale, Kavanaugh ha sido juez en la Corte de Apelaciones del Distrito de Columbia, sede de la capital estadounidense, desde 2006, y ha emitido, según la Casa Blanca, más de 300 opiniones, once de las cuales han sido avaladas por el Tribunal Supremo.

En 2009, Kavanaugh cambió de opinión y dijo que los presidentes no deberían enfrentar demandas civiles, procesos penales o investigaciones durante su mandato.

Trump había citado a los demócratas Heidi Heitkamp, Doug Jones, Joe Manchin y Joe Donnelly a la ceremonia de nominación a la Casa Blanca, y aunque los cuatro declinaron la invitación no fueron hostiles con la elección de Kavanaugh.

Los republicanos son mayoría en el Senado, por 50 a 49.

El demócrata de más alto rango en el Senado, Chuck Schumer, adelantó una batalla total contra Kavanaugh, pero los senadores de su partido no pueden bloquear su confirmación si ningún republicano vota en contra.

Bradley Beychok, presidente del grupo American Bridge, expresó por su parte que "ahora sabemos que si Brett Kavanaugh es confirmado, el derecho al aborto, la libertad de casarse, tener acceso a planes de salud para personas con problemas preexistentes, todo esto ahora está en peligro".


COMMENTS