KXIP vs KKR Live Score

Una mujer de 70 años y sus dos bisnietos se encontraban entre los seis muertos que dejó un incendio forestal que azotó una zona del norte de California y destruyó comunidades enteras, dijeron funcionarios y familiares.

Alyce Macken recordó a la AFP que ella y su esposo Ted solo tuvieron unos pocos minutos para huir de su casa en la ciudad de Redding: 'A las seis en punto de la mañana alguien llamó a la puerta, y el comisario nos dijo que teníamos 15 minutos para salir.

El aviso fue emitido el lunes para las ciudades de Kelseyville y Finley y llevó el número de personas afectadas por los incendios de Mendocino a unos 18,000.El empuje del fuego hacia el este y el norte forzó a los evacuados de un refugio que se había establecido en Kelseyville High School.

"El fuego se está moviendo tan rápido que estamos haciendo las evacuaciones lo más rápido que podemos", dijo el vocero del departamento Scott McLean, quien indicó que "algunos civiles y bomberos resultaron heridos", acotó.

'Fue casi como un tornado de fuego que llegó por encima de la colina y barrió nuestra casa, barrió la casa de nuestro vecino', explicó.

Diecisiete personas fueron reportadas desaparecidas, luego de que un incendio forestal se extendió por el norte de California, donde cientos de personas han sido evacuadas.

El sheriff del condado de Shasta, Tom Bosenko, ha confirmado el fallecimiento de una sexta persona debido al incendio 'Carr', pero no ha dado más detalles sobre la víctima.

Al menos 20 personas mueren por ola de calor en Japón
Los reportes meteorológicos indicaron temperaturas más elevadas para la costa este de la nación. La agencia de noticias Kyodo contabilizó más de 40 decesos en el país.

En el área de Redding, han sido destruidas más de 500 construcciones; 37.000 personas recibieron la orden de evacuar el lugar, mientras que hasta el momento ha sido contenido solo el 5 % del fuego, de acuerdo a medios estadounidenses.

El bombero Brian Hughes murió el domingo mientras luchaba contra el de Ferguson, activo cerca del Parque Nacional de Yosemite.

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se mostró ayer consternado al visitar la zona devastada por los incendios hace una semana en el este de Atenas para agradecer la labor de los equipos de rescate. Tres bomberos resultaron heridos y el fuego aún amenaza 4.900 edificios.

La gravedad de las circunstancias obligó al presidente de EE.UU., Donald Trump, a declarar el estado de emergencia, lo que supone que el Gobierno federal podrá prestar asistencia adicional.

El presidenteautorizó así al Departamento de Seguridad Nacional y a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) a "coordinar todos los esfuerzos en las tareas de socorro", informó la Casa Blanca mediante un comunicado.

El incendio, que comenzó el pasado lunes, ha crecido alimentado por las altas temperaturas -que este domingo alcanzarán los 43 grados- y los vientos de hasta 13 kilómetros por hora.


COMMENTS