"Hace unos años construí en secreto una trituradora por si acaso salía alguna vez a subasta", se escucha en la filmación, que revela los detalles de la maquinaria que puso a andar para evitar que su obra se venda.

Momentos después fue el propio Banksy quien subió a su cuenta de Instagram, una imagen de ese instante añadiendo un pie de foto: "Going, going, gone...", es decir "Se va, se va, se fue".

"Parece que acabamos de ser 'Banksyficados'", aseveró Alex Branczik, director del departamento de arte europeo contemporáneo de Sotheby's, al portal Art Newspaper.

En 2017 "Girl With Balloon", que apareció originalmente en una pared en Great Eastern Street, en Londres en 2006, fue votada como la obra de arte favorita del país.

Un sábado ideal para disfrutar al aire libre — Tiempo
Para la tarde se esperan condiciones climáticas similares, pero con un marcado aumento de la temperatura, que llevará la máxima hasta los 24°.

Estos ejercicios de Banksy se convierten en un reto directo al sistema y el mercado tradicional del arte: las casas de subastas y las galerías, pero también los museos y los críticos de arte (sí, también Avelina Lésper) son los que construyen el valor de una obra, no la obra en sí misma: la especulación, las expectativas y el intercambio simbólico operan dentro del arte como lo hacen también con las acciones en una bolsa. Por el momento no está claro si al comprador de la obra se le devolverá el dinero.

"No hemos experimentado una situación en la que una pintura se haya triturado espontáneamente, al lograr un registro para el artista", agregó Branczik.

A través de un video, Banksy muestra cómo ocultó una trituradora en el marco de una de sus obras más icónicas: "Girl with Balloon".

El misterioso artista Banksy sorprende al mundo otra vez, en este caso destruyendo una obra de arte propia que acababa de ser vendida por $ 1.4 millones de dólares en una subasta. "Estamos discutiendo los siguientes pasos", declaró la casa de subastas. Algunas de sus creaciones se han subastado por grandes sumas.


COMMENTS