Apoyo unánime al I Plan de Atención a la Infancia, la Adolescencia y las Familias

» Fue aprobado hoy por el Pleno del Ayuntamiento tras varios meses de trabajo, con la aportación de más de 600 jóvenes y 100 profesionales

» La capital será una de las primeras corporaciones locales en facilitar que este tipo de estrategias se elaboren con la participación activa de sus destinatarios


El Pleno del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife aprobó hoy por unanimidad el I Plan Municipal de Atención a la Infancia, la Adolescencia y las Familias, un documento elaborado durante varios meses, escuchando las aportaciones de más de 600 niños y adolescentes y más de 100 familias de la capital. Ha participado un centenar de profesionales de las distintas administraciones públicas y de entidades del Tercer Sector, a lo largo de 71 encuentros de trabajo.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, valoró que se trata del quinto plan de estas características que la corporación aprueba en los últimos tiempos, “lo que demuestra que Santa Cruz cuenta con una estrategia de medidas concretas para realidades sociales que necesitan de toda la protección”.

El séptimo teniente de alcalde y concejal de Atención Social, Óscar García, resaltó, por su parte, que el documento “arranca de un proceso reflexivo-colaborativo en el que los protagonistas contribuyen en el desarrollo de las propuestas, y Santa Cruz es una de las primeras corporaciones locales en adoptar activamente en su trabajo diario este tipo de procesos participativos”.

En este sentido, abogó por que este plan, “dada su filosofía y metodología de trabajo, sea un documento en permanente desarrollo, abierto y siempre escuchando las voces de sus protagonistas: nuestros niños y jóvenes, sus familias y los profesionales que trabajan con ellos en nuestro municipio”.

Ejes de acción

El I Plan Municipal de la Infancia, la Adolescencia y las Familias subraya la consecución de cuatro grandes objetivos generales, que son: Promover el bienestar de la infancia, la adolescencia y las familias; impulsar la participación infantil y juvenil; dotar a la ciudad de recursos para la atención a la infancia, la adolescencia y las familias; y potenciar el desarrollo del pensamiento infantil y la perspectiva de los niños y las niñas en las instituciones y la ciudadanía en general.

Se estructura en tres ejes de acción: “La voz de los niños, las niñas y los adolescentes”, o cómo promover la participación de estos colectivos; “Sumando recursos”, o cómo hacer partícipe a todas las áreas del ayuntamiento en virtud de construir una ciudad mejor para la infancia, la adolescencia y las familias; y “Vulnerabilidad, desprotección y riesgos” o cómo fortalecer las historias de estas personas para la vida.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.