Aprobación de mejoras en las vallas de protección del puente Javier Loño

También se dio luz verde a los pliegos de la remodelación del pasaje San Pedro, acordadas en el proceso de participación vecinal de la obra de Méndez Núñez


La Junta de Gobierno de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife aprobó hoy el proyecto técnico de la obra de reforma de la protección del puente Javier Loño. Las vallas de emergencia que fueron instaladas provisionalmente a finales del pasado año se van a sustituir por un vallado de metacrilato traslúcido, cimentado a la estructura del puente.

Las placas que conformarán la estructura miden 2,2 metros de longitud por dos metros de altura. Cuenta con un presupuesto base de ejecución de 169.582 euros y, una vez adjudicadas las obras, se prevé un plazo de ejecución de cinco meses.

El sexto teniente de alcalde y concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz Estébanez, señaló que “el objetivo de la obra es recuperar la cuenca visual del puente, con el cumplimiento de la normativa de seguridad y sectorial aplicable”.

Asimismo, la Junta aprobó los pliegos de cláusulas administrativas particulares y del gasto dentro del expediente relativo a la contratación de las obras de ejecución del proyecto de remodelación del pasaje San Pedro.

Esta acción está motivada por la ejecución de las obras en la calle Méndez Núñez. “Ante la demanda vecinal de aparcamientos, tal y como se expuso durante el proceso participativo del proyecto, y estudiadas las diferentes alternativas, se optó por conectar el pasaje San Pedro con la calle San Miguel”, indicó Díaz Estébanez.

Se transformará en una calle de un solo sentido y aparcamientos a ambos lados, con aceras nuevas. Además, se sustituye el alumbrado público existente y se cambiarán todas las instalaciones.

A tenor de las obras estudiadas en el proyecto, el plazo de ejecución previsto es de cuatro meses, y el presupuesto de ejecución material asciende a 86.737,75 euros.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.