‘Así que pasen cinco años’, de García Lorca, llega esta semana al Teatro Guimerá

La obra, que se representará el viernes y el sábado, es una coproducción de la compañía Atalaya y el Centro Dramático Nacional


‘Así que pasen cinco años’, de García Lorca, llega esta semana al Teatro Guimerá. Foto: Cedida.
‘Así que pasen cinco años’, de García Lorca, llega esta semana al Teatro Guimerá. Foto: Cedida.

‘Así que pasen cinco años’, obra de Federico García Lorca, se representará los próximos días 12 y 13 de mayo en el Teatro Guimerá. La puesta en escena, bajo la dirección de Ricardo Iniesta, que también es el autor de la dramaturgia, es una coproducción de la compañía Atalaya con el Centro Dramático Nacional. Las dos funciones, que comenzarán a las 20:30 horas, han sido programadas por el Organismo Autónomo de Cultura (OAC) del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife.

‘Así que pasen cinco años’ aborda algunos de los temas básicos omnipresentes en los textos de García Lorca, como el tiempo, el amor y la muerte. También se entrecruzan otros temas, como la importancia de los sueños, la frustración, su propio viaje interior y la esterilidad. Junto con ‘El Público’ y ‘Comedia sin título’ la obra que se representará en el Teatro Guimerá forma parte del llamado ‘teatro imposible’ del poeta, dramaturgo y prosista granadino.

El texto es de una tremenda modernidad, vanguardista, como el propio Lorca solía calificar su teatro. El tema principal es el tiempo y de hecho su autor la subtituló ‘La leyenda del tiempo’. El lenguaje que prima es el onírico, pero también subyace un elemento desasosegante que le imprime elementos propios del teatro de la crueldad, especialmente en el tercer acto, cuando los personajes amenazantes se ciernen sobre los protagonistas.

Un joven enamorado de su amada le cuenta a un viejo que, por causas no explicadas, no se casará con ella hasta que pasen cinco años. Este personaje es un ser puro, desligado del contorno real, que sólo vive y hace vivir al público la intimidad de sus sueños y deseos. El joven es una metáfora del propio autor y buena parte de los demás representan otras visiones de él mismo: el niño muerto, los amigos, el viejo, la novia, la mecanógrafa. Al tiempo aparecen otros protagonistas más inquietantes que suponen un contrapunto a los anteriores: el criado, la criada, el arlequín, el payaso, la máscara, los jugadores de cartas… Queda un personaje de una hondura trágica propia de la tragedia griega, cuyos textos atesoran una belleza difícilmente equiparable en obra dramática alguna en lengua castellana: el maniquí. La obra posee una tremenda riqueza de colores y atmósferas que la hacen insólita en el panorama teatral español.

Se da una coincidencia tremendamente inquietante: la obra fue fechada por Lorca el 19 de agosto del 31, exactamente cinco años antes de su asesinato y en el texto uno de los personajes alude a que ‘dentro de cinco años se abrirá un pozo en el que caeremos todos’, algo que le sucedió al país entero después de que se abriera el pozo de la Guerra Civil.

‘Así que pasen cinco años’ es la obra que dio a conocer a la compañía teatral ‘Atalaya’  a nivel nacional, que con este montaje ha recorrido treinta provincias de todo el país. Pasó de realizar espectáculos de teatro de calle a recorrer un buen número de teatros de las capitales españolas. En 2016 se cumplieron ochenta años del asesinato de García Lorca y treinta del estreno de aquel montaje. El Centro Dramático Nacional propuso esta coproducción a ‘Atalaya’ al considerar que se trata de la compañía más representativa del teatro andaluz y este texto es uno de los pocos del autor granadino que el citado centro nacional no había presentado nunca.

Grandes personalidades y especialistas en Lorca destacaron la enorme sorpresa que suponía este montaje que aportaba una nueva visión de la obra de Lorca. Entre las personalidades que alabaron esta puesta en escena figuran Rafael Alberti y Gerardo Diego, compañeros de la generación del 27; Isabel García Lorca y Manuel Fernández Montesinos, hermana y sobrino del poeta; escritores como Antonio Gala o Muñoz Molina y hombres de teatro como José Monleón y Lluis Pasqual .

El elenco lo integran Raúl Vera, Manuel Asensio, Raúl Sirio, María Sanz, Jerónimo Arenal, Silvia Garzón, Saro Téllez, Elena Aliaga y Carmen Gallardo.

Las entradas, al precio de 35, 30, 28 y 25 euros, se pueden adquirir en la taquilla del Teatro Guimerá de martes a viernes, de 11:00 a 13:00 y de 18:00 a 20:00 horas. También se pueden comprar por teléfono llamando al 922.609.450. El sábado la taquilla abrirá dos horas antes de que comience el espectáculo. Las personas con carné del Guimerá podrán beneficiarse de un 20 por ciento de descuento en el precio de la entrada.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.