El Ayuntamiento activa un plan para implicar al vecindario en la protección del patrimonio

El proyecto aprovechará la red municipal de participación Conred para concretar las actuaciones previstas.

El alcalde destaca que la preservación del patrimonio no solo compete a la Administración, sino que también nace del compromiso de la ciudadanía.


El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha encargado un proyecto denominado PC² (Patrimonio Cultural más Participación Ciudadana) con el objetivo de implicar a los vecinos en la protección y promoción del patrimonio de la ciudad, para cuya concreción se aprovechará la red municipal de participación Conred.

El programa, impulsado por la Concejalía de Patrimonio Histórico, se articula en torno a la idea de que “quien no conoce su patrimonio no puede conservarlo ni protegerlo” y que es precisamente la población quien puede transmitir ese conocimiento, porque es ella la encargada de su conservación.

El alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, presentó hoy los detalles de la iniciativa, junto a la concejal de Patrimonio Histórico, Yolanda Moline; la segunda teniente de alcalde y concejala de Participación Ciudadana, Marisa Zamora, y la redactora del proyecto, la especialista Diria Morales.

Bermúdez subrayó que la protección del patrimonio no es una responsabilidad exclusiva de la administración pública, sino que también debe ser el resultado del compromiso de los vecinos y de sus entidades representativas. “Más en un municipio como Santa Cruz, que es el que mayor número de bienes de Interés Cultura tiene en toda Canarias”, dijo.

Precisamente, esa riqueza patrimonial “nos obliga a evidenciar un mayor compromiso con nuestro patrimonio, que podemos canalizar a través de nuestro rico movimiento asociativo”.

Moliné, por su parte, indicó que el proyecto se suma a otras iniciativas de su departamento para difundir la conservación de las riquezas patrimoniales, cuyo objetivo es convertir al ciudadano en un agente activo en su defensa y promoción.

La concejal explicó que las propuestas emanadas de este proceso participativo se podrían incluir luego en el Plan Estratégico del Patrimonio de Santa Cruz, que elabora en estos momentos el Consistorio.

Marisa Zamora destacó durante su intervención el potencial de la plataforma Conred, una herramienta virtual que pone en contacto a las distintas asociaciones y entidades ciudadanas del municipio entre sí y con el Ayuntamiento. “Esta plataforma va  a más y, gracias a la participación desinteresada de los vecinos, estamos en condiciones de afrontar un trabajo que implica a mucha gente·.

La especialista en participación ciudadana y patrimonio cultural y redactora del proyecto, Diaria Morales, se detuvo en analizar los pormenores del proyecto, que, promoverá un conocimiento bidireccional del Plan Estratégico de Patrimonio Cultural del municipio y fomentará la participación directa del ciudadano, bien a través de una entidad ciudadana o a título individual.

Los encargados del proyecto trabajarán asimismo en la identificación de aquellas ciudadanía y entidades dedicadas al estudio y difusión de la historia de los barrios y distritos municipales para convertirlos en agentes activos en esa labor de difusión.

El trabajo se desarrollará en cuatro fases diferentes. En la primera de ellas, se recopilará y diseñará la información del Patrimonio cultural que se presentará a la ciudadanía, así como el material para trabajar con ella.

Así, se dará a conocer el patrimonio cultural “reconocido”: los Bienes de Interés Cultural del municipio, tomando especial atención a los ubicados en cada distrito y aquellos bienes catalogados según el PGO. Además, se fomentará la identificación de patrimonio “desconocido” y su ubicación geográfica en mapas del distrito correspondiente en caso de ser patrimonio físico. En el caso de patrimonio inmaterial, se fomentará su conocimiento inicial y la identificación de aquellas personas que puedan ayudar a su correcta difusión.

Además, en esta fase inicial, se intentará identificar aquellas entidades o ciudadanos que se dediquen principalmente o esté dentro de sus actividades el investigar, estudiar o difundir la historia de su distrito o del municipio. También será este el momento en el que se fomentará el conocimiento e identificación de estudios y trabajos realizados previamente acerca la historia de ese territorio.

En la siguiente fase se trabajará a través de talleres o comisiones de trabajo y procurará la ubicación real del patrimonio del distrito, la identificación del patrimonio “desconocido” y la búsqueda de las fuentes de conocimiento más óptimas para su enriquecimiento. También se incentivará la creación de comisiones de trabajo dedicadas a cada uno de los objetivos y temáticas principales del proyecto.

Una vez recopilada toda la información posible de los distintos tipos de patrimonio ubicados en cada distrito, se pasará a la fase de elaboración de propuestas. La ciudadanía redactará sugerencias que se presentarán ante la Concejalía de Patrimonio histórico y, en su caso, se podrían incluir en el Plan Estratégico, para la puesta en valor, protección y difusión de todo el patrimonio de su distrito el conocido y el identificado y documentado. Finalmente, se presentará un informe con explicación del desarrollo de la Fase y de Memoria Final de todo el proyecto.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.