El Consistorio y la Fundación Cepsa inician una nueva etapa de los ‘Peque Huertos’

Un millar de escolares de Primaria participa en la iniciativa, que fomenta  hábitos nutricionales saludables basados en el consumo de productos agrícolas

Acto de presentación de la nueva etapa de los ‘Peque Huertos’. Foto: Cedida.
Acto de presentación de la nueva etapa de los ‘Peque Huertos’. Foto: Cedida.

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, a través de la Fundación Santa Cruz Sostenible y con la colaboración de la Fundación Cepsa, pone en marcha una nueva edición de los ‘Peque Huertos’. La iniciativa, que fomenta la alimentación saludable, gira en torno a los cultivos ecológicos y se dirige, en esta ocasión, a más de 1.100 escolares del segundo nivel de Primaria, pertenecientes a centros educativos públicos y concertados del municipio.

Al acto de presentación asistieron el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez; el concejal de Medio Ambiente, Carlos Correa; la concejala de Educación y Juventud, Verónica Meseguer; el director de Cepsa en Canarias, José Manuel Fernández-Sabugo; el gerente de la Fundación Santa Cruz Sostenible, Pedro Millán; y el director del CEIP Isabel La Católica, Samuel Neris.

Bermúdez mostró su satisfacción por el desarrollo de una actividad “que enseña hábitos saludables a los más pequeños a través de clases teóricas y prácticas, en las que aprenden jugando a cultivar hortalizas y a cuidarlas reutilizando, por ejemplo, botellas de plástico”.

Correa resaltó que estas iniciativas “promueven un vínculo muy fuerte entre los escolares y el medio ambiente, aprendiendo que en la naturaleza pueden encontrar todo tipo de cosas que les proporcionarán, por ejemplo, una alimentación más sana y equilibrada”.

Meseguer, por su parte, dijo que los participantes “disfrutan muchísimo aprendiendo de una manera amena y han puesto todo su interés para descubrir cómo pueden cultivar tomates y perejil en sus propias casas, involucrando a sus familias en la tarea de cuidar el medio ambiente como fuente de vida y riqueza”.

Fernández-Sabugo, por último, recordó que la Fundación Cepsa “ha apoyado este proyecto desde su origen y, en este curso, da un paso más centrándose en introducir hábitos nutricionales saludables entre los escolares a través de la utilización de productos procedentes de la agricultura ecológica”.

Con esta finalidad, también se pretende evitar, además, que los menores puedan tener, durante su etapa de crecimiento y desarrollo, problemas tales como caries o sobrepeso, causados por el excesivo consumo de azúcares y la ingesta de alimentos grasos o ricos en colesterol, respectivamente.

Los ‘Peque Huertos’ se presentan en el CEIP Isabel La Católica, uno de los cerca de 40 centros educativos de Santa Cruz que se ha adherido a esta iniciativa. En un primer momento, los alumnos reciben una charla en el aula para exponer el contenido de la actividad y sensibilizarlos en aspectos como pautas de alimentación saludable, agricultura ecológica y utilización del reciclaje.

Posteriormente, los niños y niñas crean un pequeño huerto vertical que se llevarán a casa y donde, con la ayuda de sus mayores, podrán seguir paso a paso su crecimiento hasta que los frutos cultivados puedan ser llevados a la mesa. La actividad concluye con la elaboración de una receta saludable compuesta, mayoritariamente, por los productos que han sembrado los alumnos con el fin de que pueda ser degustada por todos.

Inculcar valores relacionados con el desarrollo sostenible y el respeto al medio ambiente, a través de la preparación de un huerto ecológico, es el principal fin de esta acción. Los participantes podrán conocer, de primera mano, todo lo relacionado con los cultivos agrícolas. También se potencian hábitos de nutrición adecuada, mediante el consumo de las hortalizas cosechadas, a través del trabajo compartido y responsable junto a sus educadores.

Participan en este proyecto unos 30 escolares por cada uno de los centros educativos que desarrollan la iniciativa. Cada uno de ellos plantará un mini huerto vertical tomando como cultivos de referencia el tomate y el perejil. Para realizarlo, se servirán de una botella de plástico a la que previamente habrán cortado la base y a la que se le colocarán elementos de sujeción para facilitar el mantenimiento de la planta durante el proceso de germinación.

El diseño de esta estrategia de aprendizaje pretende fomentar que el alumnado sea el protagonista de todo el proceso, construyendo el conocimiento desde sus propias experiencias para lograr los objetivos propuestos. Esta interacción convierte la actividad en un aprendizaje lúdico, donde tanto la parte teórica como la práctica son impartidas de una manera divertida y de fácil comprensión para los menores.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.