Deniper y la Plataforma 29E denuncian la posible detención ilegal de un menor

Los padres, Hermógenes y Yolanda, denuncian que desde la mañana de hoy, viernes, se encuentra retenido en el hospital Nuestra Señora de Candelaria 

La defensa de los niños peregrinos es el objetivo de la asociación DENIPER. (Foto: Cedida)
La defensa de los niños peregrinos es el objetivo de la asociación DENIPER. (Foto: Cedida)

La asociación en Defensa de los Niños Peregrinos, DENIPER, y la Plataforma por la Dignidad, 29E, denuncian que: “un menor, residente en Santa Cruz de Tenerife se encuentra retenido en el hospital Nuestra Señora de Candelaria, contra la voluntad de sus padres, sin facilitar ningún tipo de información por escrito a los padres ni a sus representantes, a pesar de que se les ha pedido, tras citar a los padres por vía telefónica para que facilitaran algunos datos del niño y llevaran su cartilla.”

Los padres de la criatura han recurrido a DENIPER y la Plataforma 29E, como último recurso para denunciar el caso y nos indican que “lo único que argumentan en su contra es que la madre tiene una discapacidad y por su historial pasado, según ellos, aunque consideran que son un matrimonio bien avenido, tienen ingresos suficientes y no tienen problemas de vivienda.”

Consideran que: ” la Dirección General del menor debe de intervenir, pero tememos que puedan maniobrar para sustraer definitivamente al niño a sus padres” y desde asociaciones y colectivos de toda España se están produciendo movilizaciones para enviar fax y comunicaciones al hospital “para evitar que este niño sea retirado a sus padres.”

Para el padre del niño, Hermógenes, los argumentos que les han dado para no entregarles a su hijo Acacio, que tiene dos semanas de vida, son: ” de momento me dicen desde esta mañana que estamos aquí que no me pueden entregar al niño porque tienen que tener la autorización de la asistente social para poder llevárnoslo.”

Hermógenes lleva dos años  casado con Yolanda y, nos dice, que “llevamos el niño al hospital al pensar que no se alimentaba bien pero los médicos nos han dicho que está bien y en alta aunque alegan que la madre Yolanda, que padece un 72 por ciento de discapacidad, no está capacitada para cuidar al niño.”

El padre desesperado nos indica que ” he llamado a la policía y me dijeron que vendría un médico a hablar conmigo, pero no ha venido ninguno y la policía me ha vuelto a decir que tenga paciencia”, dejando muy claro que “cuento con la ayuda de mi madre tanto material como económica para sacar el niño adelante.”

Santa Cruz Diario lamenta no poder ofrecerles debido, a la urgencia y la premura de tiempo, la versión del Hospital y la del Defensor del Menor.

 

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.