El ‘caso Sethlas’ del Carnaval de Santa Cruz

La letra de la Ni fú-Ni fá ‘Ya somos mayoría’ fue denunciada por las asociaciones LGTB en 2015  por considerarla homófoba

La Afilarmónica NiFú-NiFá en una de sus actuaciones en el Carnaval de Santa Cruz. Foto: Nifú-Nifá
La Afilarmónica NiFú-NiFá en una de sus actuaciones en el Carnaval de Santa Cruz. Foto: Nifú-Nifá

El caso Sethlas, que ha removido de sus asientos a los espectadores de la Gala Drag Queen del carnaval de Las Palmas por su representación de la Virgen y de Cristo sobre el escenario del Parque Santa Catalina el pasado sábado, no es el primero en Canarias que genera polémica.

En 2015, una canción de Afilarmónica Ni fú-Ni fá fue censurada antes ni si quiera de que llegase a ser estrenada, al haberse filtrado la letra, en la que el grupo hacía bromas sobre los diferentes calificativos con los que se mencionaba a los homosexuales. El alboroto fue tal que el concejal del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, Florentino Guzmán, pidió su retirada, y las asociaciones LGTB, como es el caso de Albarabía, en Tenerife, denunció públicamente el contenido de la canción. En una nota de prensa que envió en su momento a los medios, Algarabía solicitaba “la inmediata retirada de los contenidos ofensivos homofóbicos y bifóbicos de sus canciones de carnaval”. Añadía que la letra de Ya somos mayoría incitaba “al odio y rechazo a las personas por su orientación sexual e identidad de género”.

En términos parecidos a los utilizados ahora por quienes se quejan de la actuación de Sethlas, incluida la Iglesia, Algarabía señalaba que “el Carnaval, nuestra fiesta más querida, no puede ni debe ser utilizado para alentar e incitar la vergüenza, la invisibilidad, el escarnio, la sensación de soledad y exclusión de las personas que formamos parte de la diversidad, en una sociedad que aspira al respeto de todas las personas”.

Penas de hasta cuatro años en el nuevo Código Penal

Añadía la nota que querían “que el Carnaval sea un espacio de respeto y diversión, creado por todos, en el que todos y todas tengamos cabida”. Iban mucho más allá, hasta el punto de añadir que “en Canarias y desde Algarabía no vamos a permitir que se sigan haciendo manifestaciones públicas que lleven a la ciudadanía a crear pensamientos negativos, estereotipados y que inciten al odio del colectivo LGBTI, coincidiendo con la nueva reforma del código penal este tipo de manifestaciones tendrían penas de hasta cuatro años”.

“Hace unos años desde este colectivo pedía a los grupos que realizan la crítica social del carnaval siempre esperada, que este humor se utilizara con inteligencia y frescura y no se recurriera al insulto como un arma arrojadiza hiriente y de recurso fácil, hoy esperamos la retirada y disculpas de la afilarmónica Ni Fu Ni Fa por esta letra”, pedían.

Por último, solicitaban “a las instituciones públicas Canarias, incluyendo a las autoridades judiciales, que tomen una participación activa en la defensa de los derechos de las personas LGTBI, en un momento en que las reformas legislativas en toda Europa tienden a acentuar la denuncia de las agresiones por odio”.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.