Atención conductores: El ‘foto-rojo’ de Miramar para control del tráfico entra en funcionamiento

El sistema permitirá multar a aquellos que se salten el semáforo

foto-rojo
Zaida González, primera teniente-alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana, Vial y Movilidad, presentando el nuevo sistema de control del tráfico. (FOTO:CEDIDA)

El sistema de ‘foto-rojo’ para detección y sanción a los conductores que no respeten la obligación de detenerse ante un semáforo en rojo, comenzará a funcionar mañana, martes 1 de noviembre, en la carretera general del Rosario, en sentido descendente, a la altura de Miramar.

La primera teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana, Vial y Movilidad, Zaida González, recuerda “la obligación de los conductores de respetar los semáforos, máxime en una zona como Miramar, en el distrito de Ofra-Costa Sur, muy frecuentada por peatones”.

Por lo tanto, a partir de mañana, el sistema captará las imágenes de quienes rebasen con sus vehículos la línea de detención tras activarse la fase roja en el semáforo. A los titulares de los vehículos infractores se les notificará una sanción que supone un coste de 200 euros y la retirada de cuatro puntos del permiso de conducción.

La zona ya está señalizada para advertir a los conductores de la existencia de este sistema de control, que cuenta con todas las verificaciones y salvaguardas legales, y se retoma a la vista de los buenos resultados obtenidos en otras ciudades españolas. Las imágenes, vídeo y fotografías, que capte este aparato serán formalizadas como sanciones y validadas por agentes de la Policía Local.

Las personas sancionadas recibirán la oportuna notificación e incluso podrán consultar los datos de la infracción utilizando un usuario y una contraseña que le serán facilitados. El sistema permite discernir cuando los conductores rebasan el semáforo en la fase roja o ámbar, y también discrimina posibles situaciones excepcionales como las maniobras que deban realizar los conductores para permitir el paso de un vehículo de emergencias en servicio prioritario.

Durante el mes que el sistema estuvo a prueba en varias calles de la ciudad, se produjeron más de mil infracciones de los conductores lo que motivó a los responsables del trafico en la ciudad a decidirse por su utilización, esperando que sirva como elemento disuasorio a los amigos de pasarse los semáforos en rojo.

 

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.