La lluvia deja las calles de Santa Cruz vacías

El centro de la ciudad era a las siete de la tarde, un lugar desolado

La ligera pero continua lluvia que cayó en la tarde de ayer en Santa Cruz de Tenerife generó un pequeño caos circulatorio, especialmente en los alrededores de los colegios del centro, que registraron intensas colas. Pero poco después, el panorama que ofrecía la ciudad era completamente el contrario. Las calles del centro aparecían vacías, y lugares como los aledaños de la plaza del Príncipe, que sobre las siete de la tarde de cualquier día laborable presentan una estimable presencia de gente, se encontraban prácticamente desolados. Hoy, al menos, la predicción meteorológica no prevé lluvias.

Santa Cruz, un desierto bajo la lluvia
Alrededores de la plaza del Príncipe, ayer. Foto: Santa Cruz Diario.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.