Las obras de Méndez Núñez cumplen un mes

El edil de Infraestructuras confía en poder “cumplir e incluso adelantar” el plazo fijado, y anuncia que desde anoche se abrió al tráfico el cruce con San Martín.


Obras en Méndez Núñez. Foto: Cedida.
Obras en Méndez Núñez. Foto: Cedida.

La remodelación parcial de la calle Méndez Núñez avanza a buen ritmo cuando se cumple el primer mes de unas obras que mejorarán el tramo comprendido entre la plaza Fernando Pessoa y la Rambla de Santa Cruz. El área de Infraestructuras del Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife confía en que, de seguir así, se pueda entregar incluso antes del plazo de ocho meses fijado inicialmente.

Está prácticamente terminada la primera etapa, centrada específicamente en el tramo comprendido entre las calles Santa Rosalía y San Martín. En todo momento se garantiza un carril abierto a la circulación, que permita facilitar el paso del transporte público, vehículos de emergencia y residentes en la zona, sin que hasta el momento se haya registrado retenciones significativas en cuanto a la circulación.

Dentro de la programación de los necesarios cortes puntuales en cuanto a las calles transversales, esta semana se ha procedido a cerrar la calle San Fernando con motivo de las obras. Estará prohibida la entrada de tráfico rodado a la misma, desde la Rambla de Santa Cruz y desde la Calle La Tolerancia, excepto entrada y salida de garajes y vehículos de emergencia, si bien desde anoche se ha reabierto el cruce de la calle San Martín.

Según informó el sexto teniente de alcalde y concejal de Infraestructuras, José Alberto Díaz-Estébanez, “aprovechando los primeros tres días de Semana Santa, se procederá a realizar la conexión de la nueva canalización de saneamiento a la red existente, de forma que se mantenga la circulación por la Rambla de Santa Cruz sin necesidad de cortar el tráfico totalmente en esta vía”. Quedará terminada en apenas tres días, de manera que conlleve la menor molestia posible.

Esta obra, cuyo presupuesto base asciende a 1.120.000 euros, ha conllevado un amplísimo proceso de debate con vecinos, empresarios y entidades representativas, fruto de cuyas reuniones se incorporaron algunas modificaciones sobre el proyecto inicial.

Díaz-Estébanez agradeció, “una vez más, la colaboración y la paciencia de todos los afectados ante las lógicas molestias que ocasionan este tipo de acciones, cuyo resultado será una mejora muy importante de todo el entorno, la consecuente patrimonialización de viviendas y comercios, y en definitiva el relanzamiento residencial y comercial de todo el barrio”. Asimismo, se procurará incrementar y mejorar la información puntual a los vecinos de cada una de las actuaciones contenidas en las obras.

Los trabajos, que se iniciaron el pasado 8 de marzo, han conllevado modificaciones en la circulación y el tráfico en la zona. “La planificación por tramos se ha hecho sobre todo procurando dar prioridad al mantenimiento de los accesos a los vecinos, con el fin de que su quehacer diario no se vea interrumpido durante la ejecución de las obras”, recordó el edil.

La obra conllevará la reposición del firme de la calzada y de las aceras, y permitirá mejorar los servicios. Mantendrá los dos carriles de circulación que existen en la actualidad y prevé aceras más amplias y la ubicación de nuevo ajardinado, mobiliario urbano y semáforos.

Se dotará a la zona de contenedores soterrados, se mejorará la red de abastecimiento de agua potable, recogida de aguas pluviales y saneamiento, y se ubicarán nuevas luminarias con leds de bajo consumo.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.