Ópera de Tenerife presenta ‘Norma’, que se estrenará el 14 de marzo en Auditorio de Tenerife

El Cabildo y el Gobierno de Canarias apoyan el proyecto dirigido por el maestro Rolli, con dirección de escena de Mario Pontiggia

Ópera de Tenerife presenta Norma, que se estrenará el 14 de marzo en Auditorio de Tenerife Adán Martín. Foto: Cedida.
Ópera de Tenerife presenta Norma, que se estrenará el 14 de marzo en Auditorio de Tenerife Adán Martín. Foto: Cedida.

Ópera de Tenerife, una iniciativa de Cabildo de Tenerife y Gobierno de Canarias, presenta Norma, de Bellini, que será interpretada el próximo martes 14, jueves 16 y sábado 16 de marzo a partir de las 19:30 horas en la Sala Sinfónica del Auditorio de Tenerife Adán Martín, con la dirección musical de Sebastiano Rolli y la participación de Yolanda Auyanet (Norma) y Massimiliano Pisapia (Pollione) encabezando el elenco de cantantes.

Las entradas, desde 20 euros, se encuentran a la venta a través de los canales habituales: telefónicamente, en el 902 317 327, y en las taquillas de Auditorio (de 10 a 15 horas, de lunes a viernes, y de 10 a 14 horas los sábados) y a través de internet en www.auditoriodetenerife.com, donde también se pueden consultar las tarifas especiales.

El director insular de Cultura y Educación del Cabildo, José Luis Rivero, ha recordado que Normaconcluye el Homenaje a María Callas y es “casi un estreno, pues la última vez que se representó en Tenerife fue en 1975 con Montserrat Caballé”. Por su parte, el viceconsejero de Cultura y Deportes del Gobierno de Canarias, Aurelio González, ha agradecido el esfuerzo de “todos aquellos que hacen posible estos espectáculos, porque la cultura y las artes es algo que nos tiene que caracterizar”, y ha añadido: “estamos en la línea de hacer la ópera más popular gracias a la tenacidad y la perseverancia de artistas e instituciones”.

El director de escena y vestuario, Mario Pontiggia, se ha comparado con “un entrenador deportivo, pues tengo que trabajar muy duro para hacer equipo”. Hizo mención de la pasión y voluntad del Coro y de los figurantes, y afirmó que “Norma no difiere mucho de un culebrón venezolano, con la triple mujer: política, adivina y madre que tiene que resolver un conflicto político con una mentira que le lleva hasta su fin”. Todo esto queda sublimado por la música de Bellini, concluyó.

Por su lado, el maestro Sebastiano Rolli se manifestó muy contento de volver a Tenerife, y más ahora después de que una generación entera haya estado sin poder escuchar la ópera de Bellini. “Es una obra de gran impacto”, ha afirmado, y ha explicado que, con Rossini, la ópera era entretenimiento, mientras que con Bellini y Donizetti el compositor se sumerge más en la obra y le da más realismo, un realismo que en este caso se traslada a la esfera amorosa. Bellini es un caso único, decía, pues “representa la total sublimación del sufrimiento humano por la música y la poesía para expresar la belleza”. Finalmente, el intendente de Ópera de Tenerife, Alejandro Abrante, ha recordado que en el bel canto la música está al servicio total de la voz.

Norma (1831), de Vincenzo Bellini y su libretista Felice Romani, presenta la dramática historia de una sacerdotisa que tiene la misión de determinar las elecciones políticas de un pueblo sometido por los romanos. La luna, el símbolo de Venus y de la maternidad están presentes en toda la ópera, y la misión ritual y política de Norma entra en conflicto con su esfera personal: sin que su padre ni la casta druídica lo sepan, es madre de dos niños de Pollione, el gobernador militar romano que comanda la ocupación de las Galias. En tal contexto, Norma no ha podido completarse como mujer porque Pollione no sólo la traiciona con una joven sacerdotisa -Adalgisa-, sino que no asume nunca su rol de padre. Oroveso, por su parte, confía en su hija e ignora el aspecto íntimo de su vida. Sólo una catástrofe final puede limpiar las acciones impuras de todos. El fuego de la hoguera es así un fuego purificador que sigue al acto sublime de Norma: delatarse a sí misma como responsable de todo. Y este acto la convierte en una mujer mítica.

La producción de Mario Pontiggia se desarrolla en un gran espacio ritual, cuyo centro escenográfico es el símbolo de Irminsul, que era para los druidas el eje del universo, el equilibrio de la vida. Con una gama blanca y plateada, una gama lunar, el espacio del rito es un espacio público y ahí vemos expuestos a nuestros protagonistas, que son también prisioneros de sus pasiones.

Ópera de Tenerife nos da la oportunidad de escuchar un reparto de lujo, que contará con la soprano grancanaria Yolanda Auyanet en el rol de Norma. El elenco también lo integran Massimiliano Pisapia (Pollione), Lamia Beuque (Adalgisa), Andrea Concetti (Oroveso), Milica Ilic (Clotilde) y Badel Albelo (Flavio).

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.