Sí se puede pregunta por el cumplimiento del reglamento de distribución de alimentos en Santa Cruz

Frías lleva el asunto a la Comisión de Control y reclama a Correa un balance del control y utilidad de la norma

La organización ecosocialista considera que se debe afrontar la pobreza con mecanismos que preserven la dignidad y tiendan a la igualdad


Sí se puede cuestiona las condiciones en que se reparten alimentos en Santa Cruz de Tenerife. La concejala de la organización ecosocialista en el Ayuntamiento de la capital tinerfeña Asun Frías presenta una pregunta en la Comisión de Control que se celebra este jueves para que el concejal de Sanidad, Carlos Correa, explique los medios que se están poniendo para garantizar que se cumpla el Reglamento Municipal regulador de la Distribución Gratuita de Alimentos.

Frías pide también a Correa que presente ante la comisión de Control un balance del grupo de gobierno de CC-PP sobre la utilidad y el cumplimiento de esta normativa desde que entró en vigor en noviembre de 2011 tras su aprobación en el pleno de febrero de ese año.

A juicio de la organización ecosocialista, “es imprescindible y urgente un cambio de modelo en la lucha contra la pobreza, a través de mecanismos que preserven la dignidad y tiendan a la igualdad –asegura la concejala–, pero, mientras se crea, el grupo de gobierno al menos tendría que cumplir y hacer cumplir las normas que ellos mismos proponen y aprueban cuando gobiernan”.

La necesidad de este cambio de modelo queda cada vez más justificada, más aún si se tienen en cuenta los gravísimos hechos descubiertos en las últimas semanas respecto al reparto de alimentos en Tenerife, circunstancias que además reclaman el cumplimiento estricto de las normas.

Frías califica la norma vigente de “muy exigente en su contenido” y se adelanta a confirmar que no se está cumpliendo. Así lo denunciaron los grupos progresistas de la oposición en el Ayuntamiento de Santa Cruz –PSOE, Sí se puede e IUC–, que defendieron en el pleno del pasado 3 de marzo una moción en apoyo a las denuncias formuladas en este sentido por diferentes plataformas ciudadanas.

Para la concejala ecosocialista, ha quedado demostrado que existen “locales, equipos y vehículos en los que se almacenan o distribuyen alimentos en Santa Cruz que no están limpios”, al tiempo que “personas que distribuyen alimentos no tienen la formación requerida y no se eliminan residuos alimenticios de forma higiénica, según establece el reglamento”. Además, “no todas las entidades colaboradoras en el reparto de alimentos han presentado memorias explicativas de la actividad durante el primer trimestre de cada año”, como también está establecido.

Frías recuerda que la moción defendida por la oposición progresista en marzo pasado, en apoyo a las demandas de las plataformas ciudadanas, y que fue rechazada por el grupo de gobierno, planteaba, en primer lugar, la realización de una auditoría sobre el sistema de reparto de alimentos en la ciudad, con el fin de evaluar y esclarecer la situación real, para poner los medios que permitan erradicar las faltas de respeto a la dignidad de las personas.

La iniciativa de la oposición planteó también abrir un proceso participativo para modificar el reglamento sobre el que pregunta la concejala, para ajustarlo a la realidad y, mientras, poner los medios para difundir y hacer cumplir la norma en vigor. Igualmente, PSOE, Sí se puede e IUC propusieron la implantación urgente del sistema del bono de alimentos, dando así cumplimiento al acuerdo plenario de octubre de 2015, al tiempo que defendieron que el Ayuntamiento de Santa Cruz participara en la promoción y defensa del establecimiento de un sistema de garantía de rentas, al instar al Parlamento de Canarias y a las Cortes Generales y los gobiernos estatal y autonómico a poner los medios para implantarlo.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.