El TEA clausura esta semana la exposición del fotógrafo Roger Ballen, Tierra de sombras

La muestra, que descubre por primera vez en la Isla la enigmática mirada de este artista, se puede visitar hasta el domingo [día 5] de martes a domingo de de 10:00 a 20:00 horas

Exposición de Roger Ballen en TEA. Foto: Cedida.
Exposición de Roger Ballen en TEA. Foto: Cedida.

TEA Tenerife Espacio de las Artes, centro de arte contemporáneo del Cabildo, clausura este domingo [día 5] la exposición Tierra de sombras, de Roger Ballen (Nueva York, 1950), uno de los fotógrafos más influyentes e importantes del siglo XXI. La muestra, organizada por el Centro de Fotografía Isla de Tenerife en colaboración con el Dr. Guislain Museum de Bélgica, está integrada por una treintena de obras en blanco y negro del reconocido autor, pertenecientes a distintas series entre las que se encuentran Boarding House, Shadow Chamber y Asylum of the birds. Tierra de sombras, que reúne por primera vez en la Isla la enigmática mirada de Roger Ballen, se puede visitar de martes a domingo de de 10:00 a 20:00 horas.

Roger Ballen nació en Nueva York pero durante más de 30 años ha vivido y trabajado en Sudáfrica. Su trabajo como geólogo le llevó a las afueras donde empezó a explorar con su cámara el mundo oculto de pequeños pueblos sudafricanos. Comenzó explorando calles vacías con el resplandor del sol del mediodía, pero una vez dio el paso -y empezó a llamar a las puertas de la gente- descubrió un mundo en el interior de esas casas que causarían un impacto en su trabajo.

Estos interiores, con sus distintivas colecciones de objetos y sus ocupantes dentro de esos mundos encerrados, dirigieron su singular visión por un camino que lo lleva desde la crítica social a la creación de metáforas para la mente. A partir del año 1994 dejó de ver las afueras como su tema principal y lo encontró más cerca de su hogar en Johannesburgo.

Con los años, su característico estilo fotográfico ha evolucionado usando un simple formato cuadrado con un bello y riguroso blanco y negro. En sus primeros trabajos, su conexión con la tradición de fotografía documental está clara, pero a lo largo de los noventa, desarrolló un estilo que describe como ficción documental. Después del año 2000, las primeras personas que había descubierto y documentado viviendo en las afueras de la sociedad sudafricana, se convirtieron progresivamente en un elenco de actores que trabajaron con Ballen en las series Outland y Shadow Chamber, colaborando para crear poderosos psicodramas.

La línea entre la fantasía y la realidad en sus series más recientes Boarding House y Asylum of the Birds (publicado en el año 2014 por Thames and Hudson), es cada vez más borrosa. En estas series ha empleado dibujos, pintura, collage y técnicas escultóricas para crear escenas elaboradas. Ahora, la gente suele estar completamente ausente, reemplazada por fotografías de personas usadas como apoyo, de muñecos o maniquís. Cuando aparecen, lo hacen en forma de manos, pies y bocas incorpóreas, apareciendo de forma inquietante a través de paredes y trapos.

Los escenarios, a menudo improvisados, se complementan con la impredecible y ambigua actitud de animales, que es crucial en el significado general de las fotografías. Roger Ballen ha inventado una nueva estética híbrida con estos trabajos pero todavía arraigada firmemente en la fotografía en blanco y negro.

El pasado mes de septiembre se publicó The Theatre of the Apparitions. Apartándose de su existente obra completa, complejas imágenes superpuestas ocupan un espacio entre pintura, dibujo y fotografía, vinculando actos teatrales y creación de imágenes. Inspirado por la visión de inscripciones hechas a mano sobre ventanas tintadas en una prisión de mujeres abandonada, Ballen empezó a experimentar usando distintos sprays de pintura sobre cristal y luego dibujando encima o removiendo la pintura con objetos afilados para permitir que atravesara la luz natural.

Los resultados son como pinturas rupestres prehistóricas: los espacios negros sin dimensión en el cristal, son lienzos en los cuales Ballen talla sus pensamientos y emociones. Formas faciales con apariencia de fósil y partes desmembradas de cuerpos, coexisten inquietantemente con vaporosas sombras fantasmales. Estas imágenes tienen la capacidad de provocar, inspirar, entretener e incluso alegrar a los espectadores. Atemporal e innovador, telúrico y etéreo, físico y espiritual, sus trabajos trascienden todos los conceptos tradicionales de la fotografía.

Las obras de Roger Ballen que se exhiben en TEA pertenecen al Museo Dr. Guislain, ubicado en Gante (Bélgica). El más antiguo hospital para enfermos mentales de Bélgica, fundado en 1857, se ha convertido en un museo. Es un curioso lugar donde se expone, además de la colección permanente que narra la historia de la psiquiatría, una colección internacional de arte marginal o art brut.

La obra de Roger Ballen forma parte de las colecciones permanentes del Berkeley Art Museum, la Bibliotèque Nationale de París, el Centre Georges Pompidou, el Stedelijk Museum de Ámsterdam, el MoMA y la Tate Britain de Londres. Ha exhibido su trabajo en la Bibliotheque Nationale de París, la Triennale Milano y en la Gagoisan Gallery New York, entre otros lugares. En 2007 fundó la Roger Ballen Foundation que promueve la educación de la fotografía en Sudáfrica mediante la organización de cursos impartidos por fotógrafos internacionalmente reconocidos.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.