Un nuevo (y necesario) concepto de ocio familiar en el centro de Santa Cruz

Dream Forest abre sus puertas en la calle Costa y Grijalba número 23

Dream Forest nace como oferta original de ocio para las familias. Foto: Dream Forest.
Dream Forest nace como oferta original de ocio para las familias. Foto: Dream Forest.

Un nuevo espacio de ocio familiar acaba de abrir sus puertas en pleno centro de Santa Cruz, en el número 23 de la calle Costa y Grijalba. Se trata de Dream Forest, una idea de una pareja de emprendedores que pretende ofrecer mucho más que lo que se puede encontrar en un centro de ocio infantil tradicional, y donde además, los padres no sean unos meros espectadores.

“Como padres que nos hemos dedicado a nuestros hijos, había cosas que se podían aportar no solo para niños sino para los papás y mamás”, señala María García, de 38 años, hasta ahora abogada y que se ha lanzado a una aventura que le apasiona. Tiene muy claro el concepto de Dream Forest, porque responde a las dudas y dificultades que ella misma se ha encontrado en su papel de progenitora: “Cuando estás embarazada y no puedes hacer ejercicio, si deseas hacer un curso de primeros auxilios cuando tu hijo empieza a atragantarse, cuando empieza con las pataletas o llega la hora de comer en familia y no puedes estar sentado al mismo tiempo…”. Son situaciones que todo padre ha vivido, y que encuentran en este espacio herramientas adecuadas para hacer frente.

Aspecto del centro de ocio familar Dream Forest. Foto: Santa Cruz Diario.
Aspecto del centro de ocio familar Dream Forest. Foto: Santa Cruz Diario.

En Dream Forest apuestan por un ocio más participativo, menos individualista y con un contenido más educativo, explica María, “para que los niños puedan aprovechar que se lo están pasando bien para llevarse la semillita a casa, así como sus padres, quienes por ejemplo en los cumpleaños no serán un cero a la izquierda como puede ocurrir en otros centros infantiles”.

María ha montado el proyecto junto a su marido (también abogado). Han contado con la ayuda de diferentes profesionales, “quienes se han involucrado en el proyecto al cien por cien, desde psicólogos, a pedagogos, pasando por animadores o logopedas”, añade.

En este centro ofrecen de todo para las familias: yoga para embarazadas, estimulación temprana para bebés, zumba con porteo, servicio de restauración para comer en familia, escuela de padres para ayudar desde la psicología y la pedagogía. “De esa manera pueden afrontar situaciones del día a día que uno muchas veces no sabe cómo hacer. Son herramientas que uno se va echando a la espalda que hacen de la crianza algo maravilloso, como debe ser”, puntualiza la propietaria.

Dream Forest cuenta con 500 metros cuadrados con zona de manualidades, baby park, comedor, hinchable y discoteca, entre otros espacios. Organizan fiestas de pijamas por las noches (donde se da de cenar a los niños, juegan y duermen). Y desde el lunes pasado ofrecen también un campamento de Navidad para que los más pequeños de la casa pasen unas fiestas diferentes y divertidas.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.