Worten, la candidata a instalarse en el edificio de Maya

El empresario Satyani, socio de Achi en la operación de compra del inmueble, pide al Ayuntamiento que conceda ya la licencia de apertura que, a su juicio, se está retrasando demasiado

Edificio de Maya en la calle Candelaria del centro de Santa Cruz de Tenerife. Foto: Santa Cruz Diario.
Edificio de Maya en la calle Candelaria del centro de Santa Cruz de Tenerife. Foto: Santa Cruz Diario.

Worten es la principal candidata a instalarse en el edificio Maya del centro de Santa Cruz de Tenerife si se confirma su reapertura, prevista para mayo de 2017. La cadena de electrónica está a la espera de que el Ayuntamiento conceda la licencia de apertura del inmueble, requisito que los empresarios Amid Achi y Tony Satyani, de origen sirio e hindú respectivamente, han puesto para comprar el edificio a La Caixa, actual propietaria.

Esta sería la quinta tienda que abriría Worten en Tenerife, tras las que posee en La Orotava, en la zona comercial de Añaza en Santa Cruz, en Las Chafiras (Adeje) y en La Laguna. En todo caso, sería la primera que abriría en el casco de la capital, donde ya está implantado su competidor directo, Media Markt.

“No nos quieren dar la licencia”

Los empresarios Achi y Satyani aguardan aún por la licencia del Ayuntamiento que les permita comprar el edificio. Satyani explica que la existencia de algunas obras que habría que realizar en el inmueble para adaptarlo a las nuevas normativas aplicables a locales comerciales, están entre los obstáculos que estarían retrasando el otorgamiento de la licencia. El objetivo de los empresarios es hacerse con la propiedad del edificio para posteriormente alquilarlo a Worten.

“Ni el alcalde ni los técnicos nos quieren dar la licencia”, explica a este diario Tony Satyani. “Que nos den la licencia y que nos digan qué obras tenemos que hacer en el edificio, pero hasta que no nos la otorguen no podemos comprar, y ni Worten ni nadie se instalarán en él. Permanecerá cerrado otros 10 años”, añade contrariado el empresario.

Satyani apunta que llevan ya meses de espera y de reuniones con la corporación. Se lamenta de la posibilidad de que, en caso de que no les sea otorgada, se pierdan los aproximadamente 25 puestos de trabajo que la instalación de la tienda generaría a favor de la ciudad, además de los efectos positivos en la dinamización de su economía. “El alcalde solo tiene que decir sí o no”, plantea.

Dejar un comentario

No publicaremos tu e-mail.